Marco participativo

Desarrollo Sustentable. Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades. Informe Brundtland,1987.

Independientemente de que existen diferentes teorías e interpretaciones de la composición del desarrollo sustentable, Naciones Unidas mantiene una estructura conceptual bajo tres diferentes enfoques:

• Enfoque Social
• Enfoque Económico
• Enfoque Ambiental

Es por ello que todas las participaciones, conferencias magistrales y ponencias deberán de integrar sus propuestas de manera que presenten una visión completa del tema correspondiente bajo el siguiente marco integral del desarrollo sustentable:


Enfoque Social

Es el enfoque sustantivo del desarrollo sustentable; por un lado se orienta hacia, por y para las personas, es decir no hay desarrollo sustentable si no está considerado el beneficio directo para el ser humano, particularmente de aquellos que se encuentran en situación de vulnerabilidad; la población que se encuentra en pobreza extrema; la que se encuentra en zonas de riesgo; los niños; las personas con discapacidad; el adulto mayor; los pueblos originarios; la mujer, etc.

Este enfoque toma relevancia en nuestro país, dado que existen rezagos imperdonables en cada uno de los núcleos sociales tradicionalmente más desfavorecidos y cualquier participación, intervención y propuesta de participación en el Congreso deberá centrar este objetivo, señalando el beneficio que se pretende aportar al rezago existente. En este enfoque destacarían los derechos relativos a la vivienda, salud, educación, seguridad, justicia, cultura, esparcimiento, etc.


Enfoque Ambiental

Si bien este enfoque es el más popular o conocido, sobre todo en temas de arquitectura, se orienta principalmente al cuidado y protección del medio ambiente, en general incluye los temas de los recursos naturales como el suelo, los mares, los bosques, el viento, el agua, la energías y todas las diferentes alternativas tecnológicas que se desarrollan para minimizar o reducir los impactos negativos del derecho a un ambiente sano.

En este mismo enfoque se debe de considerar la mayor amenaza para la sobrevivencia del ser humano; el cambio climático. México cuenta con una gran diversidad en materia ecológica, su posición geográfica y territorial hacen de sus ecosistemas ofertas de carácter sin igual, únicos y con potencialidades que representan oportunidades para incrementar la identidad y riqueza cultural del país. Todas las participaciones, intervenciones y propuestas en el congreso deberán de apoyar el beneficio hacia el derecho a un ambiente sano.


Enfoque Económico

Este enfoque es el menos recurrente, no solamente por la necesidad de su conocimiento técnico, sino porque representa el terrible desequilibrio mundial y la correspondiente desigualdad social a través de la riqueza extrema y la pobreza extrema. De manera ejemplificativa este enfoque hace la comparación entre un país desarrollado con otro de los denominados subdesarrollados, dejando clara la realidad física humana.

Los países ricos ejercen su derecho al desarrollo originando con ello impactos negativos hacia los países pobres que no están preparados. El enfoque económico es por tanto un detonante de tendencia negativa y perturbadora para el enfoque social y para el enfoque ambiental; por un lado es de gran influencia para que se continúe o no con el crecimiento de la pobreza mundial y por el otro como un instrumento que coadyuve en la conservación de la naturaleza y potencialice nuevas formas limpias del desarrollo y el progreso. Todas las participaciones e intervenciones en el congreso deberán de apoyar sus propuestas destacando los impactos hacia los derechos correspondientes al trabajo, a la remuneración, al comercio, a los modos de producción y al mercado, entre otros.