Ciudades saludables

Conclusiones:

El cambio climático será muy pronto una de las calamidades que deberá enfrentar la humanidad con el deshielo.

El desarrollo social y económico del país se ha llevado a cabo sin considerar el medio ambiente; hemos llegado al punto en que es neecsario modificar nuestros usos y costumbres para evitar que los estragos ambientales continúen creciendo.

Cerca del 40% de la basura (residuos sólidos) no llega a rellenos sanitarios que cumplan con la nosra y solo el 33% de las aguas residuales se trata.

Para 2030 el número de personas adultas mayores en el país se habrá incrementado en un 600%.

En una ciudad hay que dar servicios de salud para los que viven en ella y para los que llegan por un corto plazo (turistas nacionales e internacionales).

México no está aún en condiciones de atraer turismo médico, ya que no cuenta con una red hospitalaria, ni siquiera de calidad y no existe el interés de construir un hospital para atender a extranjeros.

Se necesita realizar investigaciones serias para entender fenómenos como la obesidad, que hoy no estamos entendiendo.

 

Recomendaciones:

Una ciudad saludable tiene que ser limpia y debe cumplir con todos los requerimientos ambientales; para ello se propone el Programa Nacional de Auditoría Ambiental que consiste en:

• Certificar las unidades médicas
• Certificar las delegaciones y municipios
• Manejo integral de residuos

Se debe buscar que los municipios se certifiquen en el manejo integral del agua y de los residuos.

Los arquitectos deben promover construcciones amigables con el medio ambiente, y crear más espacios verdes para ayudar a promover la cultura de la conservación en la sociedad.

Los arquitectos tienen como reto construir edificios y espacios urbanos que permitan a los ancianos una mejor movilidad.

Los arquitectos deben pugnar por la salud de la prevención a través de la construcción de gimnasios, albercas y espacios públicos donde la gente pueda ejercitarse.

Nuestro sitema de salud tiene que mejorar la calidad de los servicios para la ciudadanía en general, así como para el turismo por medio de alianzas con el sector educativo, el empresarial y los medios de comunicación; realizar investigación de frontera y sobre todo, tener planeación.

Para que nuestro sistema de salud sea más eficiente debiésemos empezar por realizar una integración funcional en las ciudades antes de pensar en hacerla en todo el país.