Protección civil

Conclusiones:

México pierde cada año por desastres mil 954 millones de pesos, lo que equivale al Progama Oportunidades, es decir 17 dólares por persona al año.

Prevenir es menos costoso que gastar en resarcir los daños.

En todo el territorio nacional menos del 10% de los municipios tienen programas de protección civil.

Se han registrado casos en los últimos años en que se construyen edificios en calles cerradas o estrechas donde no
pueden llegar los servicios de emergencia.

La ventaja competitiva de una ciudad no sólo depende de que la cadena de suministro sea eficiente, también de que sea resistente a los impactos de los desastres.

Es necesario garantizar que ante un desastre no se pierda la comunicación ni la cadena de suministro, como ocurrió en Japón con el tsunami donde los cortes de energía impidieron llevar alimentos a la población.

El sistema de alerta sísmica mexicana ha demostrado su eficiencia y eficacia para alertar a la población con tiempo que anteceden a los fenómenos sísmicos pero hace falta capacitación para saber qué hacer en caso de una emergencia.

Incorporar de los aspectos de Protección Civil en proyectos ocmo Comunidad Digital y las Smart Cities ayudará a que las ciudades sean más competitivas.

 

Recomendaciones:

Elevar la prevención, atender las causas y no las consecuencias.

Fomentar la cultura de la autoprotección e impulsar coordinadamente las líneas de acción de Protección Civil.

No se debe apostar a que las ciudades sabrán qué hacer en casos de desastre, por lo que es necesario evitar riesgos en los factores de fugas de gas, inundaciones, asentamientos humanos en zonas de riesgo y sismos.

Hay que incorporar los temas de proyectcción civil en proyectos como Comunidad Digital y las Smart Cities.

Se requiere mejores espacios urbanos con menos riesgos de emergencia, optimizar la conectividad vía celular y tener mejores vialidades para los equipos de emergencia.

Se recomienda establecer sanciones para aquellos desarrolladores que construyan en zonas de riesgo.

Incrementar los programas de prevención y de protección civil.

Las medidas de prevención deben ser aplicadas en las empresas pequeñas y medianas, que son más vulnerables y con poco conocimiento para reducir riesgos.

Hay que instrumentar los inmuebles para alertar ante la posibilidad de que se presente un fenómeno perturbador y
capacitar en forma coordinada a la población para saber qué hacer y cómo actuar cuando estos sistemas sean activados.

prot1
prot2
prot1
prot2
1/2 
start stop bwd fwd